Conseguir un portátil barato no es misión imposible!

En la actualidad los ordenadores portátiles dejaron de ser un artículo destinado a pocos con la capacidad de pagar su alto costo a un producto que vemos a nuestro alrededor a diario, y es que ¿quién no tiene un portátil? Esto se debe al gran avance de la tecnología, el cual ha permitido fabricar equipos cada vez más potentes, más versátiles, más livianos y con un costo final que está al alcance de muchos.

A la hora de querer adquirir uno de estos equipos, las ofertas son muchas y hay que saber escoger entre tantas opciones de compra que uno puede conseguir tanto en tiendas físicas como en tiendas online. Son muchas las ofertas donde se nos ofrecen portátiles baratos, y saber diferenciarlas es esencial a la hora de hacer una buena compra.

Lo primero que hay que tener en claro es que tipo de equipo vamos a necesitar, ya que esto nos permitirá fijar como objetivo un nicho específico de equipos que cuentan con las características necesarias para cubrir nuestra necesidades. Por ejemplo, si sólo queremos un equipo para tareas básicas, navegar un poco en la internet, reproducir algún contenido multimedia, nada complicado, ¿para qué querríamos un portátil de alto desempeño y gran costo? Con una netbook o ultrabook nos sería más que suficiente.

Ahora lo siguiente sería pensar qué tipo de producto deseo adquirir. Las tiendas sean del tipo que sean suelen tener una gran variedad de equipos en oferta, los cuales tienen ciertas características especiales de las que debemos estar conscientes a la hora de elegir.

Por ejemplo, por un lado tendremos productos que ya han quedado un poco como “desfasados”, es decir, ya tienen algo de tiempo de haber salido al mercado, y la existencia de nuevo stock con equipos más potentes y con nuevas y mejores características. Esto hace que los productos con algo de antigüedad sufran de rebajas especiales como estrategia de las tiendas para propiciar su compra.

Este tipo de ofertas puede ser muy útil para el usuario común que no requiera de un gran equipo, ya que te permitirá adquirir un portátil barato que si bien no tendrá lo último de la tecnología, le será más que suficiente para poder cubrir sus necesidades.

Otra excelente manera de conseguir portátiles baratos es mediante la compra de lo que se conoce como productos de segunda mano, y los reacondicionados. Los primeros consisten en productos usados que son llevados a estas tiendas para ser vendidos tal cual los dejó el dueño anterior, y aquí hay que estar pendiente de su clasificación para saber en qué estado se encuentran.

Los segundos, son equipos que bien pueden ser de segunda mano, o equipos que hayan sido devueltos por algún detalle o desperfecto menor, a los cuales la empresa les ha aplicado un proceso de acondicionamiento para su venta: limpieza, cambio de partes defectuosas, reinstalación del software, comprobación, y por lo general viene con una garantía por parte del vendedor.