El víes intracomunitario

Para contar con algunas sociedades constituidas es necesario obtener el víes intracomunitario. Sin embargo, primero hay que saber qué significa esto.

Este es considerado como un permiso que se otorga a través de Hacienda para poder hacer trámites intracomunitarios con la sociedad.

El víes intracomunitario también es conocido como el NIF, lo que puede variar según la función que cada persona desee darle.

Para las empresas se encuentra determinado el NIF intracomunitario, mientras que el NIF es únicamente para personas que posean una trascendencia tributaria.

Sin embargo, este es un permiso bastante riguroso, ya que Hacienda no lo entrega a cualquier persona.

Pero, este permiso ha dejado de ser tan importante para muchas sociedades, ya que, era bastante difícil obtenerlo.

Lo que hacía que la constitución de una sociedad llegara a retardarse hasta uno año, ya que, es un beneficio bastante grande para las sociedades.

Esto se debe a que, poseer el NIF intracomunitario hace que la empresa se considere como más competente en el campo en el que se especializa.

Por esta razón, Hacienda realizaba un proceso bastante amplio y tardío, de manera que, se pudiera evitar cualquier infracción tributaria.

Consigue el CIF intracomunitario para tu sociedad desde ahora

Para poder obtener este documento era necesario que la AEAT te considerara poseedor de alguna de las siguientes características:

  • Todo empresario que haga entrega de los servicios que una empresa extranjera realice en el país. De manera que, sean considerados como sujetos pasivos de los impuestos.
  • Todo profesional que esté o no, en una zona en la que se cobren los impuestos. Y que, además, procese la venta de bienes intracomunitarios que tengan que pagar impuestos.

Sin importar si el bien intracomunitario que provee es utilizado para un proceso empresarial en las afueras del país.

  • Todo empresario que provea servicios dentro y fuera del país. Siempre que sea considerado como sujeto pasivo y destinatario de los impuestos.
  • Toda persona jurídica que adquiera algún bien intracomunitario que se encuentra sujeto al pago de los impuestos.

Así que, si cumples con alguno de estos requisitos y deseas poseer tu NIF, entonces debes saber que el proceso riguroso puede tardar, pero es sencillo.

Primero, se necesita realizar una inclusión en el Registro de operadores intracomunitarios para poder empezar.

Además de, hacer la solicitud al Registro antes mencionado y, por último, esperar la fecha asignada para consignar la inclusión en el Registro.

Una vez realizado este proceso, es necesario acceder al censo que realiza el sistema de información con respecto a los impuestos.

Donde será publicada la lista de aquellos que poseen un NIF intracomunitario para poder laborar.

Así que, no esperes más y solicita tu NIF para poder facilitar cualquier proceso que implique impuestos en el territorio.