La utilizacion de los desguaces

Cada vez somos más las personas que necesitamos o requerimos a los servicios de los desguaces, en muchas ocasiones lo hacemos para ahorrarnos unos cuantos euros que siempre bien , otras veces lo hacemos porque es el lugar adecuado para realizar la reparación que precisa nuestro coche.

Desguaces hay de todo tipo, hay desguaces para coches, para motos, para camiones, desguaces tractores, desguaces para pequeñas embarcaciones y pequeñas avionetas… y es que todos los vehículos deben de tener un lugar donde acabar sus días. Lo más normal es que estos lugares se encuentren a las afueras de las ciudades para evitar contaminaciones y ruidos innecesarios a los habitantes.

En ellos podemos encontrar piezas y recambios de todo tipo y para todas las marcas y modelos de vehículos, todas ellas suelen estar revisadas a conciencia y garantizadas, por lo que cuando adquirimos una pieza en un desguace lo hacemos sabiendo que estamos comprando calidad y que no por provenir de un lugar así va a dar mal resultado. Los desguaces han vivido su época dorada a raíz de la crisis ya que si antes no mirábamos tanto lo que nos gastábamos en las reparaciones de nuestro coche, ahora y a sabiendas de que la economía no está muy boyante, miramos más la cantidad que gastamos y somos más conscientes de lo que gastamos.

Es por este hecho que en los últimos años han abierto sus puertas decenas de desguaces nuevos en España ya que se ha podido comprobar que los propietarios de vehículos demandaban más recambios de segunda mano que piezas nuevas.

Pero no sólo en España tenemos desguaces, en Inglaterra están muy de moda al igual que en Dinamarca y Rusia y que os voy a decir de Estados Unidos, hay localidades en las que puedes encontrar cientos y cientos de desguaces. Esto pasa por que los propietarios de los coches los van dejando abandonados ya que no existe una normativa que lo regule, es por esto que muchos los recogen y los acumulan en sus propiedades y así sin quererlo acaban siendo propietarios de desguaces ilegales en los que se pueden encontrar vehículos y artilugios de todo tipo, es como un trastero pero a lo grande. Eso ocurre en comarcas pequeñas y las personas que se dedican a esa actividad en principio lo hacen sin ánimo de lucro, simplemente recogen los coches que se encuentran medio desguazados por las calles.