Todo sobre el templo de Angkor

La historia del templo de Angkor es una que se remite a los siglos XII y XIII después de cristo, momento importante para el imperio Jemer tanque para estas fechas se encontraba transitando por su momento de apogeo y abundancia.

La antigua nación o antigua Camboya como la llaman algunos expertos, se extendía en su territorio hasta Myanmar, es para esta época donde la referencia de impotencia de Asia se reflejaba en la imagen directa de Angkor, la entonces capital del imperio.

Esta sociedad era comparable con los mayas, incas, romano, griegos y árabes debido a su poderío militar, su economía y su sociedad. Sin embargo para finales del siglo XVI llega el fin para el imperio a causa de la invasión de los tailandeses.

Estos dejan a Angkor destruida y sus habitantes se ven obligados a huir, lo que represento la extinción casi total del viejo gran imperio. Con el tiempo la naturaleza la que bordeaba la construcción fue tomando control de ella y la soledad manifestó sus consecuencias.

Sin embargo la presencia de mojes en el lugar de Angkor Wat no dejaba de mostrarse; en la actualidad el templo se denomina de esta forma como jn referido para diferenciar la ciudad antigua y la actual ciudad de Angkor.

Siendo el significado literal de Wat templo, por lo que entonces se tienen la presencia de Angkor Thom y Angkor Wat, que significan Gran Ciudad y Ciudad del Templo respectivamente, la diferencia entre una u otra es que en una esta la ciudad actual y en la siguiente el templo de Angkor.

Este templo es construido para adoración y meditación de las deidades del imperio Jemer, siendo de gran importancia en la economía y las políticas de aquella época. En la actualidad este solo se considera un medio turístico.

El espacio fue declarado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad en 1992; posee una extensión de mas de 200km² en los que abunda la presencia de buda, y diversos ornamentos diseñados en piedra.

Las imágenes de otras deidades asociadas generalmente con la cultura hindú también están ubicadas por toda la explanada, cada una en una recamara sin techo, están conectadas entre si a través de pasillos con pórticos separados unos de otros.

Una observación importante en torno a este templo es la calidad de detalle que se utilizo en u elaboración, así como el nivel de esfuerzo humano demandado para realizar semejante obra de ingeniería en aquella época.