Un buen invento disponible en casi todoslos coches

La verdad que si echamos la vista atrás y comparamos los coches que se utilizaban antaño con los que tenemos ahora, nos damos cuenta en la clara evolución que han ido teniendo. Por supuesto se han ido haciendo mucho más resistentes a los golpes aunque la verdad que a tan elevadas velocidades no sirve de nada las buenas calidades que el coche pueda tener, en cuanto a la comodidad y el confort podemos ver como los coches nuevos tienen por ejemplo dirección asistida que los otros no tienen y la verdad a la hora de conducir resulta mucho más cómodo que el volante se deslice solo a tener que hacer tú la propia fuerza. Qué decir de los aires acondicionados y de la calefacción, poder viajar hasta el fin del mundo y no pasar ni frío ni calor, incluso en los más caros podemos encontrar calefacción hasta en los propios asientos para llevar todo el camino el cuerpo bien calentito. Los airbag que desde luego son tan importantes ante los impactos y que seguro que en muchos accidentes de coches que no los llevan los daños hubieran sido menores, y desde luego un sinfín de cosas que podemos encontrar en los coches de ahora que desde luego nos sirven de mucho.

Algo que a mí me gusta mucho y creo que es un acierto total son los elevalunas eléctricos, sobre todo cuando se viaja con niños. El hecho de poder controlar desde mi asiento las ventanillas y las puertas me da una seguridad descomunal. Viajar con la tranquilidad de que por mucho que mi hija intente darle al botón o abrir la manivela y no conseguir su objetivo es algo sin duda de alabar. Por eso creo que sitios como autingo.es nos dan la oportunidad de no preocuparnos en que se pueda romper, porque sabemos que vamos a encontrar el recambio enseguida además el original y no una marca blanca o uno usado. Por si no nos damos cuenta viajar con nuestra familia de una manera tranquila sabiendo que todo funciona correctamente es algo a lo que todos deberíamos aspirar, y darnos cuenta como los coches de hoy en día en gran medida son mucho mejores que los antiguos, y en la medida de lo posible deberíamos cambiarlos en cuanto pudiéramos, haciendo de nuestros viajes los más seguros del mundo.