Un elemento indispensable

Viendo un partido de baloncesto esta tarde con mi hijo me he dado cuenta de lo útil que le resulta al entrenador esa pequeña pizarra blanca que siempre tiene en la mano. Luego también la he visto en un partido de balompié y me he dado cuenta de que es una herramienta muy común en el mundo del deporte. Las estrategias, la zona en la que colocarse, el número de jugadores que debe de haber en cada zona… todas estas acciones se reflejan muy bien en una pizarra blanca de las que se compran en pizarras-blancas.es.

Si nos damos una vuelta por el mundo, nos damos cuenta de que estas pequeñas se usan en mil y una cosas, y en todas son de mucha utilidad. Las utilizan en los bares, las utilizan en el mercado, en el taller, en los colegios, institutos y universidades, las utilizamos en casa, las utilizamos en muchos sitios y la verdad es que gracias a su versatilidad las podríamos usar mucho más. Yo las tengo por casa, los críos juegan con ellas, les encanta jugar al ahorcado, así cada palabra es n borrón y el ahorcado va siendo reciclado de una palabra a otra, no gastan papel, las usa mi mujer para apuntar lo que le va faltando en la cocina, incluso yo, en alguna ocasión he apuntado algún dato importante o alguna fecha que quería recordar, la verdad es que si que la usamos en casa.

Las hay de distintos tamaños y con distintos usos, las hay magnéticas en las que puedes colocar imanes como en la puerta de la nevera, las hay de gran tamaño para las aulas de los colegios y las universidades, un poco más pequeñas en las salas de reuniones de las empresas en las que los empresarios marcan las estrategias o presentan algún proyecto, las hay adecuadas para cas, por su tamaño reducido, medianas para que los niños jueguen… son muchas las opciones que encontramos en las pizarras blancas y todas de gran utilidad.
La vida es más sencilla si la acompañamos de las cosas necesarias, es más cómoda si sabemos temer a nuestro alcance los mejores artículos y los más utilizados, la vida es mejor si sabemos apreciar cada cosa que tenemos. Las pizarras blancas, un objeto que pasa desapercibido para muchos y que resulta tan útil para otros, un objeto para la vida moderna.